martes, 12 de abril de 2011

James Breiner. Gestión de titanes




El pasado jueves el Palacio Colomina de Valencia quedó reservado para el Curso 2.0: Cómo gestionar tu propio Medio Digital”.  A su frente el profesor James Breiner, el que fue presidente y director general de Baltimore Business Journal, actualmente consultor estadounidense, blogger de News Entrepreneurs y periodismo emprendedor, experto en literatura inglesa, especialista en periodismo económico, maestro en ética comunicativa, emprendedor, promotor e investigador de medios digitales, hizo a la vez de conferencista, su enésima faceta.

Con aforo limitado, solo unos cuantos privilegiados, que no apuramos en la inscripción, pudimos disfrutar de un ejemplar Breiner con un dominio del Castellano admirable.


La Jornada comenzó con la participación de los asistentes en un debate abierto sobre los escenarios de la publicidad y el periodismo del mañana, con una premisa clara: el futuro digital. Entre los allí presentes: periodistas de la Ser, el País, la Vanguardia, consultores, empresarios, economistas, algún miembro del Gabinete de Comunicación de Presidencia, marketinianos, y publicitarios. Un público variopinto, de lo que viene a ser a fin de cuentas el infinito paraguas que alberga el panorama digital.

Los había escépticos, detractores del paso a lo virtual, que siguen siendo forofos de lo palpable y aún les cuesta hacerse a la idea del fenómeno de las redes sociales o del portento de la digitalización de los medios. Y aquellos que dejan paso a lo virtual firmando la paz con la era 2.0. Y los adeptos que hablan de “renovarse o morir”. Lo que está claro, la información digital a día de hoy, aún sigue generando controversia, y lo que le queda. Se manifiesta el popular dicho: “nunca llueve a gusto de todos”. En lo que sí coincidimos todos los participantes fue en el objetivo de empaparnos profesionalmente y ¡aprender!


El profesor Breiner matizó que hay exceso de basura en la web pero que se pueden encontrar verdaderas pepitas de oro. Asimismo, argumentó la necesidad de aplicar la “Teoría del dinosaurio”. “Los dinosaurios (los medios convencionales) tienen que mutar a mamíferos o pueden desaparecer”.

A lo largo del día James Breiner desarrolló algunos temas de interés, como:
  • La mentalidad del emprendedor. ¡Hay que atreverse con la digitalización! El coste de intentarlo es cero, no hacerlo puede salir muy caro.
  • "Hay que saber hacerlo, y hacerlo bien". Se insistió en el valor de la credibilidad, la importancia de ser transparentes en cada una de las apariciones en la red.
  • Las múltiples fuentes de ingresos de las que nos podemos beneficiar: publicidad, eventos, venta directa mediante una tienda virtual, cursos de formación…
  • Twitter, Google, Gigaom, Stanford, como cultura de innovación.
  • La exitosa Tendencia académica en EEUU de crear programas de periodismo emprendedor. La situación en América Latina, y el informe de la FNPI. 
  • La apuesta siempre por la diferenciación y el ejercicio de crear una comunidad, crear un nicho, atender a una audiencia desatendida. Lo que conlleva un elaborado estudio de mercado de la competencia.
  • El círculo de las redes sociales y Google Analytics. 
Al final de su ponencia el profesor propuso formar grupos de trabajo para implantar un modelo de negocio a través del medio digital. Luego lo expondríamos en común, nadie se resistió a participar.

Los proyectos resultantes respiraban creatividad, necesidades, deseos, aspiraciones, buena comunicación. Entre algunos: “El Observador Cultural”, una promesa con detalles en rigor sobre el mundo del arte, con apariencia de periódico oculto tras un Blog. O “minoentender”, plataforma digital para ayudar a profesionales de la comunicación con lagunas en aplicaciones 2.0. O para cualquier apasionado a los altos vuelos “estas en las nubes”, una revista semanal digital sobre: parapente, maquetas, eventos y campeonatos de aviación… Y el portal “Ruzafa” como exclusiva guía interactiva digital que recogía cada rincón de este peculiar distrito de Valencia.

*Con el profesor James Breiner

Disfrutando y curtiéndome con cada una de las aportaciones me quedé.

2 comentarios: